El ¡Para qué! de...

Nota: Recuerde el, "caminante"visitante de esta publicación, que siempre se estará añadiendo, rectificando o eliminando información de esta página sin aviso previo, si así lo requiere la fiabilidad y la veracidad de la información. Puede si lo desea una vez leído esta página ejercer el derecho de comenta,criticar o aportar ideas utiles, en este Blog.

https://www.blogger.com/profile/01968934365358402956 

Sus aportaciones en forma de comentarios seran siempre vien recibidas. Gracias por su comprensión y paciencia, atentamente:


AGRUPA; Taller Móvil y Saturnino Lacueva García, su autor

Si necesita AYUDA, pulse aquí


El meollo de: (El ¡Para qué!) Una cosa es bien cierta; cuando alguien exclama ¡Para qué! refiriéndose a un proyecto o otra actividad cualquiera, se debe de tener siempre en consideración y prevista la respuesta sobre; El Por qué se creó o se pretende crear. Eso en principio es lo lógico; en cualquier persona que tenga los pies en el suelo.
Puede usar este par de enlaces: Mí Biblioteca y Enlaces y formularios para consulta de lo que trata este meollo.

El porqué siempre es la idea fundadora, generalmente en ella se basa toda la incógnita, en muchas ocasiones son proyectos caprichosos que no benefician en nada. En ocasiones el mismo creador de la idea responde a la misma a ese Por qué inicial; (Para nada) esto se debe, pues se trata de una ocurrencia caprichosa, de un irresponsable que le gusta jugar con los sentimientos y el dinero de los demás, a eso se le suele llamar simple y llanamente; corrupción muy extendida por todo el territorio español. En cambio El para qué lo quieres, te suele disipar las dudas; si no todas, por lo menos aclaras posiciones, podría poner como ejemplo millones de causas o proyectos, todos por causas distintas y con multitud de beneficios y también perjuicios.

El decidir el para qué vas a usar ese proyecto es el meollo de esta publicación; AGRUPA; Taller Móvil, pretende usar, yo, pretendo usarla como trampolín. Para intentar paliar desaguisados provocados por personas de toda índole social; donde, desde el Rey, hasta el botones de un colegio de párvulos pasando por sindicatos, fiscales, jueces, y demás usuarios que cobran de las arcas públicas. Ninguno explica El por qué, ni El para qué de sus apoyos incondicionales a la clase política y social española; a sabiendas que es un verdadero desatino. El decir Blanco, donde todo se ve Negro es la causa de este tan grave desaguisado político y social.

La cuestión de: (El ¡Para qué!) Se trata de una exclamación muy curiosa; suele a veces, no siempre, resolver situaciones embarazosas siempre que la respuesta al (Por qué) sea la adecuada.
Un ejemplo: Piense algo..... cualquier cosa, y después se pregunte El por qué, habrá obtenido la respuesta. Otra cosa es que esa respuesta sea la correcta no le convenga o no le guste.

Recuerde, que tanto El ¿Por qué? como ¿El Para Qué? aún siendo al parecer la misma pregunta sus respuesta pueden ser y de echo lo son, de muy distinta interpretación y contenido.


Continuara.... 27/02/2016